ESPINACAS CON PASAS Y PIÑONES: UN PLATO MEDICINAL


Hoy vengo con un plato sano, fácil y delicioso... unas riquísimas ESPINACAS CON PASAS Y PIÑONES, un plato cargado de energía de la buena, buena, buena.... Y me voy a poner en plan doctora...


Todos sabemos ya los beneficios de las espinacas, especialmente para los huesos, es un potente antiinflamatorio, ayuda a mejorar dolencias como la artritis e incluso favorece nuestra salud cardíaca. Además  es una fuente rica de betacaroteno, luteína y xanteno, por lo tanto es muy beneficiosa para la vista. Cuando comes espinaca cocida su betacaroteno va directo a los ojos. Así que ya sabéis...


Si estudiamos las pasas, tienen múltiples propiedades para la salud ya que contienen fibra. Esto ayuda a aliviar el estreñimiento y permite regularizar la digestión. Tienen un alto contenido de magnesio y potasio, lo que ayuda a reducir la acidez y eliminar las toxinas del organismo, previniendo enfermedades como la artritis, la gota, las piedras en los riñones y las enfermedades del corazón.


Si tienes anemia, no dudes en incluir las pasas de uva en tu dieta, ya que tienen alto contenido de hierro y vitamina B, que ayudan a luchar contra la enfermedad. Además, el cobre ayuda a aumentar la producción de células rojas. Disminuyen la fiebre y previene infecciones. Mejora la vista y evita problemas en los dientes como las caries.


Y no contentos con esto, añadimos los piñones.... que contienen ácidos grasos esenciales como el Omega 6 y Omega 3 que ayudan a cuidar nuestro sistema cardiovascular y nuestro cerebro.


Son ricos en vitaminas E, que refuerzan nuestro sistema inmunológico y aumenta las defensas. Tiene minerales como potasio, magnesio, hierro y zinc., ayuda a reducir los niveles elevados de colesterol LDL o malo y aportan grandes cantidades de fibra. 


Así que os animo a preparar esta receta, que tendréis lista en 25 minutos!!!

Ingredientes (para 2 personas):


300 gr. de espinacas frescas
50 gr de piñones
1 diente de ajo
un buen puñado de pasas
Aceite de oliva

1. - Lo primero que haremos será poner las pasas en un cuenco con agua templada.


2. - Echamos  las espinacas en agua hirviendo con sal y cocemos 2 o 3 minutos. Y las ponemos a escurrir.


3. - Mientras escurren, ponemos en una sartén el diente de ajo picadito y cuando empiece a tomar color, le añadimos los piñones, para que se tuesten un poco.


4. - Cuando ya estén doraditos, añadimos las pasas y sofreímos un par de minutos y , por último, añadimos las espinacas escurridas, y rehogamos todo junto 3 o 4 minutos y rectificamos de sal.


5. - Y servimos inmediatamente!!! Que se enfría!!!


Plato, sano , fácil y delicioso.


Gustáis??????

Comentarios

  1. Yo siempre las como así y añado un poco de bechamel también, quedan buenísimas y se comen sin sentir.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Un consejo, si me lo permite: puede mejorar el plato desde el punto de vista nutritivo si, en vez de añadir las espincas escaldadas (parte de sus minerales y la mayor parte de las vitaminas se habrán perdido en el agua caliente), añade las espinacas frescas lavadas y centrifugadas en la sartén donde están el ajo, los piñones y las pasas. No sólo no perderá nutrientes sino que podrá controlar mejor el estado final de la espinaca, dejándola más crujiente o más pasada en función de sus preferencias, y además no perderá el maravilloso color verde la espinaca, lo que redundará en un mejor aspecto del plato. Buen provecho ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, yo siempre las hago en crudo por los motivos que apuntas.

      Eliminar
  3. Excelente receta, con ese aporte de fibra sin duda alguna es un tipo de receta que se puede englobar en los remedios contra el estreñimiento. Ignoro si la idea de la receta es tuya, pero... Es una receta más que recomendable para aquellos a los que les cuesta ir al baño, además... Que tiene una sensacional pinta, te felicito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario