PAN DE SÉSAMO Y GAMBAS



Hoy os traigo un aperitivo diferente, sencillo y delicioso, estas PAN DE SÉSAMO Y GAMBAS que seguro que os van a encantar.


En primer lugar porque son facilísimas de preparar y en segundo lugar porque las podéis preparar, congelar y utilizarlas cuando os apetezca un aperitivo rápido y diferente.

Esta receta la probé hace mucho, no recuerdo dónde, lo único que sé que el otro día viendo canal cocina, apareció una chica preparando esta receta versión pollo.



Así que si no os gustan las gambas o queréis que os salgan más económicas, podéis sustituir las gambas por pechuga de pollo, que también lo he hecho y está buenísimo!!!


Todo no iba a ser bueno en esta receta, que van frita, pero de vez en cuando..... un capricho de esto no viene mal. Yo pienso prepararlas y servirlas en algunas de las celebraciones que se acercan.


Y con respecto a las gambas, yo he utilizado las que venden crudas, peladas y congeladas, para ahorrar tiempo, eso lo dejo a vuestro gusto.


Y dicho todo esto, paso a explicaros....

Ingredientes:

100 gr de gambas peladas
4 o 5 rebanadas de pan de molde sin corteza
1 diente de ajo
1 cucharada de salsa de soja (o 2)
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
1 guindilla
1 cucharadita a de aceite de sésamo o de sésamo molido
Semillas de sésamo para el rebozado
medio huevo
Harina de maíz


1. - Comenzamos poniendo todos los ingredientes en un vaso excepto el pan y las semillas de sésamo y la harina de maíz.


2. - Lo batimos bien, hasta que quede hecho una pasta fina y le añadimos harina de maíz, de cucharadita en cucharadita hasta que quede con una consistencia de paté para untar.


3. - Extendemos la mezcla sobre las rebanadas.


4. - Ponemos en un plato llano las semillas de sésamo y vamos pasando las rebanadas por la parte donde está untada la pasta, que queden bien impregnadas.


5. - Cortamos las rebanadas en 2 o cuatro triángulo, yo prefiero 4, que son mas fáciles de comer...


6. - Y en este punto, o bien las congelamos, o las dejamos en la nevera hasta su utilización.
 

7. - Las freímos en aceite de girasol, a fuego medio alto, durante 3 o 4 minutos por la parte de las semillas.


8. - Les damos la vuelta y las dejamos un minuto más.


9. - Las ponemos sobre papel absorbente y servimos acompañadas de salsa agridulce o agripicante, o solas!!!


Y eso es todo!!!


No os pica el gusanillo de probarlas?????


A mi me encantan!!!!

Comentarios